Ya hemos hablado de vinos. No podía ser de otro modo, el vino es placer, pero también es cultura. Todos deberíamos saber, al menos, como casar (o maridar) el vino con la comida (como vimos en El maridaje o como crear el matrimonio perfecto) y como abrir una botella y servir el vino para que no pierda sus propiedades. Para ello, acudí a mi buena amiga Thelma Samayoa, prestigiosa Wine Executive Sommelier hondureña formada en el extranjero, en busca de los consejos básicos que todos podemos seguir en casa.

Aunque abrir y servir un vino parece fácil, es fundamental seguir los siguientes consejos para tener éxito e impresionar a nuestros invitados:

• Con un cortacápsulas (o si no tenemos, un cuchillo) cortamos la cápsula, como haciendo un circulo. Luego la levantamos para dejar el corcho al descubierto.• A la hora de usar el sacacorchos, hay que llegar al tope, para que al sacarlo no se rompa. Destapamos el vino tirando del sacacorchos hacia arriba.

• Es bueno comprobar que el corcho está en buen estado, lo que indica que el vino no ha perdido sus propiedades.
• Una vez destapado el vino, le pasamos a la botella un paño para quitar restos del corcho o de polvo que se hubiera acumulado.


• Para servir el vino, si se hace directamente, no se debe nunca apoyar la botella en la copa, sino unos centímetros por encima de esta.

• Cuando son reservas o vinos de mucha edad, es bueno decantarlos. Para ello se emplea un decantador. Lo ideal es abrirlos una hora antes para que se “aireen”.

Siguiendo estos consejos, serás todo un experto. Y no olvides que la copa no se llena totalmente, solo un tercio, y que no toda copa es ideal para servir vino. Tiene que ser de cristal y tener un tamaño determinado para poder disfrutar no solo todo el sabor del vino, sino también su color y su olor. Thelma Samayoa importa en Honduras las de la marca internacional Schott Zwiesel, con modelos diferentes para cada tipo de vino y siempre la máxima calidad.

Thelma Samayoa-Hollander
Wine Executive Sommelier
tisamayoa@hotmail.com